Hoy 8 de marzo es el día de la mujer trabajadora, todos los días del año deberían de serlo, todos los días deberían ser buenos para homenajear a una mujer por el simple hecho de ser mujer, trabajadora o no, pero por desgracia el calendario sólo fija un 8 de marzo.

La receta de hoy va dedicada al ama de casa, a la madre, a la abuela, a la hija, a la nieta, a todas y cada una de las cocineras de nuestras vidas, mujeres de bandera. Porque la mujer anónima, la homenajeada hoy, tiene nombre y puedes ser tú misma. Se trata de una receta clásica de buñuelos típica receta de las que se transmiten de madres a hijas.

Yo no soy ni madre, ni mujer, ni hija... pero la receta me la saco de la manga y os la transmito porque así me apetece. Y tú mientras tanto, déjame decirte que te pones preciosa cuando luchas por tus derechos.












BUÑUELOS BOMBA


RACIONES: para 20 a 25 buñuelos
TIEMPO: 1 hora más tiempos de levado
DIFICULTAD: fácil
COSTE: medio
CONSERVACIÓN: 2 – 3 días en la nevera


INGREDIENTES

350 gr harina de fuerza
15 gr de levadura fresca
60 gr de azúcar
½ cucharadita de sal
Ralladura de 1 limón
1 cucharadita de canela molida
1 huevo
125 gr de leche tibia

Crema pastelera para el relleno
Aceite para freír
Azúcar y canela para rebozar



ELABORACIÓN

1. Mezclar en un mismo bol la harina, el azúcar, la sal, la canela, la ralladura de limón y la levadura fresca desmenuzada.

2. Hacer un volcán con ello y añadir el huevo, comenzar el amasado (a mano o máquina) mejor a máquina si tienes amasadora.

3. Cuando el huevo esté bien incorporado ir agregando la leche de a poco mientras se amasa. Prolongar el amasado durante 15 minutos si es a mano o 10 minutos a máquina velocidad media. Debe resultar una masa suave, lisa, brillante y poco pegajosa. Dejar reposar tapada con un paño en un lugar templado durante 2 horas.

4. Habrá duplicado su volumen, ponerla sobre la mesa de trabajo y amasar brevemente (ni un minuto) lo justo para desgasificarla y hacer una bola, ahora espolvorear de harina la superficie de trabajo y estirar la masa con el rodillo a 1cm de grosor.

5. Cortar círculos con ayuda de un cortapastas pequeño y dejarlos reposar ½ hora más.

6. Calentar abundante aceite a 160ºC (para esto va muy bien la freidora) y pinchar los círculos de masa con un tenedor por las dos caras y freírlos de 3 en 3 (no más porque se deformarían). Hay que voltearlos constantemente para que se doren de manera uniforme y queden totalmente redonditos.

7. Escurrirlos sobre papel secante y rebozar en azúcar con canela antes de que se enfríen. El paso siguiente es rellenarlos de crema pastelera con ayuda de una manga y boquilla fina, o de una jeringa pastelera.







SUGERENCIAS Y CONSEJOS

Hay que respetar los tiempos de levado de la masa, esta receta no se puede hacer con prisas porque no daría buen resultado.

La harina es importante que sea de fuerza porque la harina floja o normal de pastelería contiene menos gluten y no da buen resultado con esta masa.

El aceite que he utilizado es de girasol, ya que deja menos sabor que el de oliva. Para freír la masa, el aceite no debe de estar mucho más caliente de 160ºC porque se quemarían por fuera y quedarían crudos por dentro. Ni tampoco más frío porque se empaparían en aceite y quedarían demasiado pringosos.

Si no quieres rellenarlos de crema puedes hacerlos sin ella pero poniendo en la masa 120 gr de azúcar en lugar de 60gr. Eso sí, te aviso de que no quedarán tan ricos y cremosos por dentro.